Seguridad y Defensa Corp.
Editorial
y Prensa
Especializada

Registrarse / Recuperar datos
Síganos en: Facebook Facebook Linkedin Youtube Rss  
  •   Internacionales
  •            
      
  
  

Informes Especiales



CODIGO ADAM


Niños en lugares públicos


Foto Ilustrativa

Los lugares públicos de alto tránsito como parques o centros comerciales son escenarios ideales para el secuestro de los más pequeños. Término legal para este tipo de situaciones, comienza con una privación ilegítima de la libertad con desconocimiento de paradero. Que no necesariamente terminan en pedido de rescate.

Comparta esta nota!

En centros comerciales y lugares abiertos

Los lugares públicos de alto tránsito como parques o centros comerciales son escenarios ideales para el secuestro de los más pequeños. Término legal para este tipo de situaciones, comienza con una privación ilegítima de la libertad con desconocimiento de paradero. Que no necesariamente terminan en pedido de rescate.

El apoderamiento de los menores básicamente tiene tres objetivos:

 Solicitar un rescate, el menos frecuente.

 Para venta de órganos.

 Adopción ilegal, generalmente fuera del país de origen del ilícito.

Los más pequeños, que aún no leen, son los más buscados, quienes generalmente deberían estar siempre tomados de la mano o en un carro para bebés.

Los un poquito más grandes, que ya cuesta sostenerlos y retenerlos de la mano, se deben tener siempre a la vista. Ellos son lo más importante, no una promoción u oferta.

Ni darles chance que se vayan unos metros.

Ni dejarlos solos por un “instante” que pueden convertir ese día en el más triste de su vida. 

Siempre, absolutamente siempre deben estar a la vista y control de sus acompañantes.

 

 Se los debe instruir sobre:

•No hablar con mayores extraños.

•No aceptar invitaciones ni de mayores.

•No aceptar invitaciones de otros niños para dejar el lugar.

•Saberse su nombre completo.

•Saberse la dirección.

•Recordar el número de celular de alguno de los padres (para esto puede usar reglas nemotécnicas, como un cuento).

•Reconocer los uniformes de policía y guardias de seguridad.

 Si se llegase a separar que tenga muy claro que debe buscar ayuda con personal del negocio más cercano, hablando con alguna de las personas que estén en la caja.

No se debe dejar llevar a ningún lado sino es por personal de seguridad (policías o seguridad privada) que NO SE MUEVA DE ESA CAJA en la cual pidió ayuda.

 Ensénele un mensaje de petición de ayuda conforme a los modismos de su región/país que sea claro, breve y que alarme y genere respuesta, como:

                                         i.    Ey por favor ayuda, me perdí.

                                       ii.    Necesito me colabore tengo mucho miedo.

                                     iii.    Por favor protéjame.

                                      iv.    Llame a la policía YA MISMO.

                                        v.    Socorro, no sé qué hacer.

 Cualquiera de estos, mezcla de dos o tres, uno diferente, eso lo definen los padres conforme a la edad del niño y costumbres.

 El menor debe conseguir la atención a pesar de la cantidad de gente que haya y de forma inmediata, los segundos de demora pueden ser la diferencia para que las cosas no terminen bien. El menor debe tener claro que al adulto que le pida colaboración se la debe prestar AL MOMENTO, sin demora alguna, por ley.

 Los delincuentes aprovechan distracciones y amontonamientos de gente.

 Si ya está en edad, que tenga claro que esto lo puede pedir, que son sus derechos como niño.

 Esta, como cualquier otra situación de respuesta ante un hecho no deseado puede ser escenificada y practicada. Estar preparado para lo no deseado.

Con respecto a los mayores

1.    Al momento de notar la ausencia del menor deben solicitar DE INMEDIATO la colaboración del personal de seguridad (policía o privada) para que se establezca el procedimiento del CODIGO ADAM.

2.    Regresar al último lugar donde estaban con el menor.

3.    Por buscar a uno, no descuidar a otros.

4.    Mantener la calma, no desesperar, pensar como si fuesen el menor.

5.    Pasados los 10 minutos se debe reportar al teléfono de emergencia, ya sea 911 o el que corresponda en su país.

 

 CÓDIGO AMBAR es el procedimiento que se implementa ante el alerta de un menor desaparecido. Básicamente consiste en cerrar todo el edificio, entradas públicas, de mantenimiento, de ingreso de mercadería, de lo que sea, TODAS DEBEN CERRARSE Y NADIE NI NADA SALE sin un exhaustivo chequeo.

Al momento de darse el alerta los padres deben dar toda la información relacionada al menor que pueda servir para identificarlo:

1.    Género.

2.    Altura.

3.    Color de piel.

4.    Peso.

5.    Vestimenta, aunque los secuestradores le cambian la ropa en un instante, por eso se deben chequear los baños.

6.    Ojos.

7.    Cabello, aunque este puede ser cortado (en el caso de niñas) y simular que son varones.

Todas las salidas cerradas y se habilita una sola, ya que no se puede mantener a todo el público indefinidamente. La salida de la gente debe ser una a una con la inspección minuciosa del personal de seguridad y la presencia de alguno de los acompañantes del menor. 

Atención que un menor puede caber en una pequeña maleta o una bolsa grande.

Como se anticipó, si el menor no ha sido encontrado a los 10 minutos de desaparecido se debe pedir asistencia a emergencias, ya la probabilidad de estar ante un ilícito es mucho mayor, cada segundo cuenta.

 

ALERTA AMBER

Esta alerta es utilizada en varios países y se utiliza para cuando el menor desaparece en un lugar abierto. Se lanza el alerta cuando ya intervino alguna fuerza de seguridad, se dispone de información del menor y, de ser posible, foto reciente. 

Cuando se declara el Alerta Amber toda la comunidad es parte de la búsqueda, están atentos, imprimen la foto del menor y la pegan en las vidrieras de los negocios, miran con especial atención y detención cualquier a cualquier niño, adulto o vehículo que tenga relación con la descripción de los sucesos, llamando de inmediato a los servicios de emergencia. 

 

 

El Código Adam y el Alerta Ambar son excelentes herramientas para neutralizar la desaparición forzada de menores. Los mal vivientes eligen los lugares menos protegidos. Básicamente son lo mismo, cambia el escenario donde se origina.

 

El plagio propiamente dicho

1.    Se llevan al menor, con engaños o amenazas.

2.    Los drogan para que parezcan cansados o dormidos.

3.    Les mudan  la ropa.

4.    Cambian su cabello.

5.    Lo disimulan como se pueda, hasta en una pequeña maleta o caja.

Internacionales
19/12/2015

Marcelo Alberto MACIEL SOSA, CPO - CSSM
Ver Curriculum Vitae



Mas noticias de estos temas: Seguridad  Consejos y Prevención 
Libros
0 comentarios publicados

Debe iniciar sesion para dejar comentarios | You have to login in order to leave a comment

Destacados


Managua
Nicaragua

23.05.17
25.05.17




Managua
Nicaragua

24.05.17
25.05.17




Monterrey
Mexico

08.06.17
09.06.17





Colombia

16.08.17
18.08.17




Guayaquil
Ecuador

13.09.17
13.09.17




Guadalajara
Mexico

25.11.17
03.12.17