Seguridad y Defensa Corp.
Editorial
y Prensa
Especializada

Registrarse / Olvidé contraseña
Síganos en: Facebook Facebook Linkedin Youtube Rss  
  •   Internacionales
  •            
      
  
  

Informes Especiales



LA PEOR DECISIóN


No todos disparan


Foto Ilustrativa

Era una noche cerrada con mucha bruma en el ambiente, el silencio era increíble o eso nos parecía a nosotros, de repente vemos figuras indefinidas que se mueven a lo lejos, nos quemaos inmóviles, la tensión iba en aumento casi no podíamos respirar, el mundo se detuvo en un segundo y de repente y de la nada una terrible explosión dio inicio a un infierno…

              Soldado Argentino 1982, Malvinas – Argentina

Comparta esta nota!

El ser humano es capaz de dar vida, de crear las obras de arte más hermosas, de gestos solidarios increíbles, pero también es cierto que si se lo pone en circunstancias extremas es capaz de llegar al límite de su humanidad y esto sin lugar a duda sería quitarle la vida a otro ser humano.

¿Cualquier persona puede matar? Llegado el momento y dadas circunstancias extremas muchas personas (no todas) pueden tomar la decisión de matar, por ej. si alguien ingresa a nuestro domicilio, si alguien amenaza a nuestra familia o si nuestra propia vida está siendo amenazada; pero también hay que decirlo no todos matan, ni siquiera en esas situaciones tan extremas. Pero ¿por qué? no pueden, no quieren? creo que la respuesta debería buscarse dentro del mandato que nos involucra a todos como pares dentro del tejido social que conformamos, es cierto que en la esfera psíquica debemos aclarar que existen numerosos mecanismos que colaboran con este cometido, uno de ellos es la “empatía”, esto es la capacidad que tenemos los seres humanos para ponernos en el lugar del otro, es saber ponerse en el lugar del otro, poseer un sentimiento de participación afectiva en la realidad que afecta a otra persona, “es saber leer al otro”, por ese motivo no hablaremos de los antiguamente considerados “psicópatas” hoy personas con trastorno antisocial de la personalidad porque carecen de ese tipo de mecanismos y por el contrario sienten placer al matar a sus semejantes, son los que pueden convertirse en asesinos en cualquiera de sus clasificaciones (seriales, en masa, itinerantes etc.) pero también los encontraremos dentro de algunas organizaciones militarizadas o para-militarizadas (bandas, cartel e inclusive fuerzas armadas legales) cabe aclarar que no todos los psicópatas son asesinos, ni siquiera criminales (algunos pueden ser tus propios jefes).

Por ej. un asesino psicópata fue contratado por una organización mafiosa como sicario, es decir le pagaban por matar y a él le encantaba matar, sin duda el mejor trabajo que pudo haber encontrado: Richard Kuklinsky, alias Ice Man, unos de los seres más crueles de los que se tenga noticia.

Pero la idea es centrarnos en quienes no padecen estos trastornos en su personalidad, personas comunes y corrientes que viven en nuestros países tanto en la vida civil o en alguna fuerza. Siempre me gusta arrancar mis charlas con un disparador, por ej. CUALQUIERA PUEDE LLEGAR A MATAR, PERO MUY POCOS PUEDEN MOVER EL CADAVER DE UN LUGAR A OTRO, ¿siempre le pregunto a mis alumnos si cuando su mascota se muere Uds. la sacan en una bolsa y la tiran? casi ninguno responde afirmativamente, llaman a otra persona para que lo haga (por lo general. el padre o un amigo) que hacen las veces de los famosos limpiadores de las escenas violentas que vemos en las películas o series (recomiendo Spotless) esto está relacionado en mucho con la capacidad de matar, debí intervenir en un caso en el cual la policía había detenido un joven de 18 por el crimen de una joven de 25 años. Él era amigo de la víctima y el principal sospechoso de su crimen por algunas pruebas circunstanciales muy del tipo policial: encontraron el casco de la chica (tenía una moto) y en el celular un par de llamadas (sic) según la investigación la había matado de manera terrible con todo tipo de lesiones, una de ellas era un puntazo que ingresaba por el cuello y llegaba a la columna cervical, le habría puesto un guante de goma en la boca estrangulándola luego de violarla, pero no terminaba todo allí, habría regresado al día siguiente y habría trasladado el cuerpo a otro lugar donde lo escondió bajo unas chapas.

Quedé perplejo ante la noticia y sin conocer a los protagonistas hice un ensayo y dije que, como una persona de 18 años sin antecedentes penales, bien considerados por sus pares en su barrio, sin problemas con nadie, sin antecedentes psiquiátricos de ningún tipo, se despertó un día, se convirtió en Jack el Destripador e inmediatamente al otro día volvió a ser una persona común y corriente. No me podía convencer la idea ,pero en mi país todavía se siguen imponiendo las denominadas pruebas fácticas, siendo muy difícil cualquier argumentación que tenga que ver con Conductas y Personalidad, por ej. una persona que mata de esa forma por primera vez deberíamos pensar que tiene un comportamiento comparable al de una de crisis (¿psicótica?) lo cierto es que esto por lo general se desarrolla durante mucho tiempo y comienza a manifestarse en la adolescencia, aproximadamente diez años después hace su aparición de manera súbita y violenta, por eso los asesinos con características sexuales hacen su debut cerca de los 25 a 30 años (Robert Ressler) pero ¿por qué no son detectados en la niñez? porque son protegidos y contenidos por sus padres, son niños raros poco sociables, agresivos con los animales, dañinos etc. Pero es en la adolescencia cuando empiezan a despegarse del hogar y tener una vida un poco más independiente de su casa (se van alejando de sus padres) van liberando sus sentimientos y deseos, esto va in crescendo y si se le agrega algún tipo de sustancia tóxica (alcohol, drogas etc.) se va engendrando un personaje que puede hacer su aparición en escena alrededor de la edad citada.

En este caso también es muy importante recordar el tema de que movió el cadáver de lugar 24 horas. después, esto es sumamente extraño en alguien que no tiene ninguna actividad que lo obligue a manipular muertos como sepulturero, médico forense, policía etc., no me caben dudas que todo esto fue un montaje para incriminarlo SE PUEDE PONER UN CASCO O CARGAR UNA LLAMADA EN UN TELEFONO, PERO NUNCA SE PUEDE PONER UNA PERSONALIDAD DONDE EXISTE OTRA, por ese motivo es tan importante empezar a comprender que la justicia debe darle mucha importancia a las ciencias de la conducta humana y jerarquizar sus cuadros para poder valorar estos elementos a la hora de elaborar una sentencia judicial.

Distinto es el tema cuando el que tiene que quitar una vida es un agente del orden (policía militar, gendarme, guardia de seguridad privada etc.) esta persona recibe adiestramiento para el manejo del ARMA, pero no para el manejo del ALMA, por eso es que quienes deben disparar y quitarle la vida a otra persona en el marco de un enfrentamiento que no reviste las características de personal y lleva el stress lógico del momento y el de resguardar su vida , pero no tiene el descontrol de la pasión que conlleva el hecho de tener que defender a su familia, por ello se le exige otro tipo de comportamiento con más apego la normativa legal vigente para cada país. En estos últimos tiempos en Argentina hemos vivido algunos casos relevantes como CHOCOBAR, donde la prensa se equivoca al clasificar el hecho como una muerte en legítima defensa cuando en realidad es una muerte en el ejercicio de la función de policía y como todos sabemos no es lo mismo, porque en el primero existen eximentes o atenuantes y en el segundo un reglamento del uso del arma.

Pero llegado el momento de la verdad no todos tiran (como en las guerras) el dedo no responde sobre la cola del disparador, no quiere matar ni herir a otra persona, busca la posibilidad de reducir al delincuente de otra forma hasta inclusive arriesgando su propia integridad física. Esto es así porque no todos pueden matar, ningún entrenamiento puede cambiar la esencia de las personas, esto debería ser considerado en la preparación de los cuadros de cada fuerza por medio de evaluadores especializados en conductas humanas, se ha visto que llegado el momento se saca el arma se la martilla y finalmente no se abre fuego sobre el o los criminales. Es muy importante que se entienda que entrenar a alguien en el manejo de armas no nos asegura que llegado el momento podrá desenfundar y dispararle a otra persona, por ese motivo es sumamente importante el acompañamiento psicológico del cadete durante su formación y la evaluación final deberá definir si llegado el momento podrá sacar el arma y tirar. Recordemos que existen muchos lugares en las fuerzas de seguridad que pueden ser ocupados por personal que no esté preparado para el uso de armas de fuego.

También es cierto que dentro de los cuadros de elite (tropas de asalto, snipers etc.) el desgaste psicológico que presentan es terrible y que su tiempo en estos destinos es muy limitado mostrando tempranamente signos inequívocos de inestabilidad emocional, por este motivo es que su permanencia dentro de estos grupos son bastante acotados, pero estos son casos especiales; lo diario es el uniformado medio que debe transitar las calles de la ciudad mezclado entre la gente de la misma comunidad y que sabe que en un momento determinado deberá sacar su arma y probablemente disparar, muchas veces en mis conferencias he sugerido (y lo sigo haciendo) el uso de armamento de baja letabilidad, es decir armas que pongan al delincuente en un estado de indefensión y permitan controlarlo sin tener que usar un arma de fuego, si bien no siempre es factible, sin duda que esto trae aparejado una disminución de la tasa de heridos y fallecidos pero además disminuye notablemente las secuelas psicológicas del personal y de esa manera podrán ser son útiles en las fuerzas por un período mayor de tiempo.  

Argentina
06/03/2018

Dr. Héctor Enrique Brunner
Ver Curriculum Vitae



Mas noticias de estos temas: Seguridad  Defensa Personal  Criminología  Armas 
Libros
0 comentarios publicados

Debe iniciar sesion para dejar comentarios | You have to login in order to leave a comment

Destacados


Querétaro
Mexico

21.06.18
23.06.18




Cdmx
Mexico

29.07.18
29.07.18




Cdmx
Mexico

15.08.18
17.08.18




Bogotá
Colombia

22.08.18
24.08.18




Doha
Qatar

29.10.18
31.10.18




Guadalajara
Mexico

31.10.18
01.11.18