Seguridad y Defensa Corp.
Editorial
y Prensa
Especializada

Registrarse / Olvidé contraseña
Síganos en: Facebook Facebook Linkedin Youtube Rss  
  •   Internacionales
  •            
      
  
  

Informes Especiales



POR UNA VENGANZA ELECTRóNICA


Un 'hacker' recibe 18 años de prisión


Foto Ilustrativa

Un pirata informático fue condenado a 18 años de prisión por haber hackeado la conexión a internet inalámbrico de sus vecinos, donde realizó a su nombre varios actos inapropiados como parte de una venganza.

Comparta esta nota!

Un pirata informático del estado de Minnesota, en la región del Medio Oeste de Estados Unidos, fue condenado a 18 años de prisión por haber hackeado la conexión a internet inalámbrico de sus vecinos, donde realizó a su nombre varios actos inapropiados como parte de una venganza, de acuerdo con el sitio web de la revista Wired.  

 

Barry Ardolf, de 46 años, hackeó en repetidas ocasiones la red Wi-Fi de sus vecinos y la utilizó para intentar incriminarlos por difundir pornografía infantil, acoso sexual, diversos tipos de conducta inapropiada y para enviar emails amenazando a políticos, incluyendo al vicepresidente Joe Biden.

 

Este hacker fue descrito por la fiscalía como un “depravado criminal”. El motivo fue vengarse de sus nuevos vecinos después de que le dijeron a la policía que él había besado en los labios a su hijo de cuatro años.

 

“Barry Ardolf ha demostrado con su conducta que es un hombre peligroso. Cuando se enojó con sus vecinos, descargó su furia en una extraña y calculada campaña de terror en contra de ellos”, dijo el fiscal Timothy Rank en una presentación judicial. “Y él no libró esta campaña a la luz del día, sino que utilizó sus habilidades como pirata cibernético para atacar a sus víctimas mientras se escondía entre las sombras”, cita Wired.

 

El abogado de Ardolf, Kevin O’Brien, dijo en entrevista telefónica con la revista especializada en tecnología que “fue una sentencia muy larga para alguien que delinque por primera vez”. Al acusado también se le prohibió usar sus equipos de computación y de su casa.

 

Un supuesto beso

 

La extraña historia de este caso comenzó en 2009, cuando Matt y Bethany Kostolnik se mudaron a la casa de al lado de Ardolf, quien en ese entonces era un técnico de computadoras de Medronic, vivía en Blaine, un suburbio de Minneapolis. En el primer día en su nuevo hogar, el hijo de los Kostolnik, entonces de cuatro años, se paseó cerca de la casa de Ardolf. Mientras lo regresaba con sus vecinos, Ardolf supuestamente le dio un beso en los labios.

 

La pareja reportó ante la policía a Ardolf, enfureciendo a su repulsivo nuevo vecino. “Decidí vengarme lanzando ataques cibernéticos en su contra”, escribió Ardolf más tarde en una carta al juez.

 

Así comenzaron los planes del hacker, que utilizó al principio varios manuales para usar software que robaran la información de la conexión a internet de su vecino, haciendo todo lo posible para destruir las carreras y reputaciones profesionales de Matt y Bethany Kostolnik, para dañar su matrimonio y crear un caos en sus vidas.

 

Luego utilizó la red Wi-Fi de los Kostolnik para crear una página falsa en MySpace del esposo, en donde publicó una fotografía de una adolescente teniendo relaciones sexuales con dos chicos. En la sección acerca de mí, escribió: “Aposté con un compañero de trabajo, dado que soy abogado, y uno realmente bueno, que me puedo salir con la mía al subir pornografía en mi sitio”, relata Wired.

 

Desde la cuenta de correo del trabajo de Matt Kostolnik envió un email con la misma pornografía infantil a uno de los compañeros de trabajo del esposo, y envió correos electrónicos coqueteando con mujeres de su oficina.

 

Después, en mayo de 2009, el Servicio Secreto se presentó en la oficina de Kostolnik para preguntar sobre varios correos electrónicos enviados desde su cuenta en Yahoo amenazando a políticos y al vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, y que fueron rastreados hasta su dirección IP. El asunto en los correos decía “¡Esta es una amenaza terrorista! ¡Tómela en serio!”.

 

“¡Juro por Dios que te voy a matar!”, decía parte del mensaje enviado a Biden.

 

El rastro del 'hacker'

 

Un investigador de informática forense que trabaja en la firma de Kostolnik examinó los registros de paquetes, y encontró las sesiones de correo que enviaron las amenazas. En la información encontraron tráfico que contenía el nombre de Ardolf y una cuenta en Comcast.

 

El FBI obtuvo una orden para registrar la casa y la computadora de Ardolf,y encontró gran cantidad de evidencia, incluyendo copias de los datos robados de la computadora de los Kostolnik y manuales para hackers.

 

“Uno de los manuales tenía anotaciones a mano de Ardolf y otro tenía el ID de identificación única del router de los Kostolniks escrito en él”, escribió el fiscal.

 

También se descubrió que Ardolf tenía en su posesión la imagen pornográfica publicada en MySpace y que envió al colega del esposo, y evidencia de que en secreto había montado una campaña de hostigamiento en contra de un vecino de la anterior casa de Ardolf en Brooklyn Parks, otro suburbio de Minneapolis.

 

“La familia de Brooklyn Parks dijo al FBI que creían que Ardolf estaba molesto porque los asistentes para cuidar a sus dos hijas gemelas, que tienen discapacidad, estacionaban sus automóviles en frente de su casa”, concluye Wired.

 

Fuente: CNN
Internacionales
14/07/2011




Mas noticias de estos temas: Seguridad de la Información  Tecnología 
Libros
0 comentarios publicados

Debe iniciar sesion para dejar comentarios | You have to login in order to leave a comment

Destacados


Cdmx
Mexico

29.07.18
29.07.18




Cdmx
Mexico

15.08.18
17.08.18




BOGOTA
Colombia

22.08.18
24.08.18




Doha
Qatar

29.10.18
31.10.18




Guadalajara
Mexico

31.10.18
01.11.18