Atraco a la joyería

Un atraco a una joyería La policía, como no, acude rápidamente al lugar de lo hechos, tras varias horas
inspeccionando la zona, ni una sola pista. En esto que comenta el guardia a su compañero:
No podemos presentarnos ante el jefe con las manos vacías, ya sabes que tiene muy mala leche ¿qué hacemos?
El compañero se queda mirando un rato el lugar, y en un portal cercano ve durmiendo plácidamente un borracho, y dice:
¡Ya está!, principal sospechoso el borracho
Se lo llevan a comisaría. Una vez allí, comienza el interrogatorio por parte de «cabreado» inspector:
Muy bien simpático ¿dónde están las joyas? (el borracho ni palabra)
¿Que dónde están las joyas, no disimule? (y el borracho medio dormido, ni palabra)
Tras preguntarle unas 10 veces, y lógicamente no encontrar respuesta, dice:
¡Guardia tráigame un caldero de agua fría, verá como se espabila éste!
Le coge la cabeza al borracho y comienza a meterla en el caldero mientras le pregunta una y otra vez:
¿Dónde están las joyas? ¡colabore! ¿dónde están las joyas?
El borracho comienza a despertar, y tras unos minutos, y sin entender nada de lo que pasaba, grita:
¡Contraten un buzo por favor, que yo no las encuentro!

Compartir

Sistemas

Next Post

Maripily y los ladrones

Jue Dic 12 , 2019
A Maripily se le metieron los ladrones en la casa y corre directo al policía a poner la denuncia del robo. Mire, señor…, venía para denunciar que entraron los ladrones a mi casa y me robaron: un equipo de sonido marca Aiwa, una nevera marca Samsung, un portátil Toshiba, y […]

Noticias Relacionadas

× Puedo ayudarlo?