Estafas navideñas

Compartir

En las épocas más especiales para los católicos el crimen aprovecha


Compartir
Compartir

Las épocas más ajetreadas del año son también las mejores para que los hackers y cibercriminales practiquen eso llamado ‘Ingeniería Social’. Y ninguna mejor que la Navidad, esa época en que recibimos cientos de emails, mensajes, WhatsApps, etc de felicitaciones, regalos, tarjetas, rebajas, ofertas… El email, el móvil, todo es una locura. Así que es cuando hay que tener más cuidado, porque es el momento ideal de pillarnos con la GUARDIA baja y colarnos un malware. ¿Cómo? Según la OSI, de estas maneras:

Las estafas más comunes en fiestas decembrinas
Cuidado con las Felicitaciones navideñas
Por el aspecto de una tarjeta electrónica legítima de “Felices Fiestas”, puede pillarnos desprevenidos y descargaremos un “Feliz Malware” tras hacer clic en un enlace o al abrir un archivo adjunto.

Mira bien esa app antes de bajarla
En estas fechas suelen surgir muchas apps nuevas con las que añadir elementos a las fotos, así como crear montajes con mensajes navideños o incluso gifs animados, aunque en ocasiones están diseñadas para robar nuestros datos aprovechándose de todos los permisos que solicitan durante el proceso de instalación. Antes de descargar una aplicación “navideña” debemos ser cautelosos y comprobar quién es el desarrollador, ver la valoración y los comentarios de otros usuarios, permisos que requiere, etc.

Esta tarjeta regalo es falsa…
Se trata de un tipo de regalo muy utilizado en Navidad, sobre todo cuando no sabemos qué comprar para una persona en concreto. Si vamos a comprarlas por Internet, es importante informarnos sobre la tienda previamente, ya que los ciberdelincuentes a través de anuncios, correos electrónicos o mensajes de chat intentarán engañarnos para que compremos tarjetas regalo que resultarán ser un fraude.

Mensajes navideños y smishing
La Navidad es la época en la que recibimos mayor cantidad de promociones y ofertas de comercios, bancos, empresas de telefonía… Muchas de ellas van llegan por SMS. Por eso, tenemos que tener cuidado con el smishing, una práctica donde los estafadores se hacen pasar por distintas entidades para confirmar INFORMACIÓN personal y bancaria “a modo de SEGURIDAD”.

Correos de regalos o facturas
En estas fechas compramos más de lo habitual y por eso no paramos de recibir emails con recibos de compras realizadas, nuevos accesos de usuarios creados para esas compras especiales e incluso emails publicitarios al suscribirnos a sus newsletters. Esta situación es perfecta para los ciberdelincuentes porque saben que tendrán más probabilidades de engañarnos. Por este motivo, sé precavido, no hagas clic en todo lo que recibas, lee cuidadosamente los mensajes y si no esperas una factura o no te has suscrito a un servicio en concreto, no abras el correo.

Anuncios con ofertas demasiado buenas
Las redes sociales en esta época se vuelven muy activas, todos queremos subir fotos de nuestros planes navideños y cenas de empresa o felicitaciones. Es por ello que que estadísticamente hay un mayor tráfico de usuarios, así que debemos tener cuidado porque se han convertido en un escenario perfecto para que los ciberdelincuentes aparezcan y quieran engañarnos regalando cupones con enlaces maliciosos y descuentos irresistibles que buscan tácticas Phishing para robarnos los datos personales y/o bancarios.

Donaciones fraudulentas a ONG
Cada año se llenan nuestras bandejas del correo electrónico con emails felicitando la Navidad, ofreciendo descuentos y un sinfín de asuntos, pero recibir un correo pidiendo ayuda para los más necesitados puede tener su cara oculta, pues es una época del año donde nos volvemos más generosos y tendemos a confiar en este tipo de informaciones. Los ciberdelincuentes esperan recopilar el número de la tarjeta de crédito para recaudar supuestas donaciones. Por esta razón, es recomendable contactar directamente con las ONG mediante sus canales oficiales.


Compartir

Next Post

Desactivar una bomba

Lun Dic 23 , 2019
CompartirAtención, capitana: hay una bomba. ¿Qué cable corto? El malva, pero no el rosa, ni el salmón. Vale. Traed un recogedor y muchas bolsas. Compartir
× Te ayudo?