Intervalo post mortem

Se le llama así al tiempo que transcurre entre la muerte y el hallazgo del cuerpo, mismo que debe comprenderse de suma importancia ya que desde el punto de vista legal este permite establecer las horas, días, meses o incluso años que han transcurrido desde que ocurrió el deceso y con ello se puede identificar a la persona e incluso establecer la culpabilidad.

Para ello se requiere la exploración médica del cadáver tomando datos como el rigor mortis del cadáver, temperatura corporal, parásitos en la piel, tensión ocular, livideces incipientes, rigidez en tronco y extremidades inferiores, olor, tierra adherida, vegetación adherida, marcas de dientes, manchas, ácidos grasos. Y de acuerdo con Knight (2000) será necesario verificar si el cadáver esta tibio y flácido o tibio y rígido, así como como si es frío y rígido o frío y flácido, lo que de una u otra forma servirá para poder establecer el número de horas que lleva de muerta la persona. Datos con los cuales se podrá establecer el intervalo post mortem y todo aquello que revele las causas y/o circunstancias de la muerte y que puedan coadyuvar con la procuración e impartición de justicia que se hace necesaria ante la investigación de dicho delito.

Fuente: 365 respuestas del mundo forense

Compartir

Marcelo Maciel

Next Post

Metodología aplicada para la investigación de homicidios por razón de género

Mié Ene 8 , 2020
En la investigación de delitos como el homicidio es necesario establecer que la norma Penal establece un tipo específico para el homicidio en razón de género, conocido propiamente como feminicidio y es en virtud de ello que se crea el protocolo de atención con perspectiva de género en casos de […]

Noticias Relacionadas

× Puedo ayudarlo?