Plan de Continuidad de Negocios… ¿Pero tiene todavía un negocio?

Compartir

En estos días he leído, he visto en las diferentes redes sociales y he recibido múltiple INFORMACIÓN, ofertas de servicios y documentos para hacer un Plan de Emergencia para la empresa y un Plan de Continuidad de Negocio. Con mucho respeto a los colegas y a las empresas que están trabajando en esta línea me parece totalmente desfasado el plantearse en estos momentos de expansión mundial de la pandemia del COVID-19 estar gastando tiempo y recursos en estas actividades por las siguientes consideraciones.
Primero estas son actividades que se deben desarrollar, preparar al personal, asignar los recursos necesarios, probar los planes y los medios técnicos y los protocolos establecidos para los supuestos planteados en los planes y finalmente evaluar, corregir y mantener actualizados los planes para ponerlos en marcha en el momento que se necesiten y se necesitaban activar hace algunas semanas y no iniciar hoy a diseñarlos.
En segunda instancia, los planes elaborados en las diferentes empresas que si habían trabajado en ellos , posiblemente se hayan encontrado que no estaban estructurados para una situación donde se cierra la actividad del sector por decreto gubernamental como puede ser el ejemplo de lo relacionado con el turismo (viaje, estancia, recreación, etc.) , los espectáculos , muchos servicios personales como peluquerías, gimnasios y podríamos llenar varias páginas de ejemplos que se han visto afectados sin tiempo establecido ,ni conocido de reapertura ya que han visto como el confinamiento de la población se ha ido extendiendo en diferentes países de una fecha prevista a otra. Aquellos sectores que se han considerado esenciales como los servicios bancarios, si tienen posiblemente activos y en revisión constante los planes para PODER seguir atendiendo un mínimo de servicios que garanticen el flujo del dinero y la previsión de futuros desordenes sociales que los pueda afectar, situación que también los supermercados por ejemplo deben contemplar y monitorear constantemente con la INFORMACIÓN de las autoridades de SEGURIDAD publica en su actualización de los planes.
El tercer punto que debemos analizar es que sin duda alguna en las próximas semanas o meses la mayoría de los países en mayor o menor intensidad entrarán en una recesión que todos los economistas vaticinan con cifras muy disimiles pero ninguna halagüeña, lo cual hará un efecto de contracción económica hacia las necesidades básicas con independencia que en los primeros días o semanas en que gradualmente se vaya levantando el confinamiento las personas dirijan su consumo de forma emocional hacia los servicios y carencias que han tenido en esta etapa y esto pueda suponer una demanda tipo espejismo de oasis en algunos sectores muy puntuales. La intensidad, tiempo y las famosas curvas de picos y mesetas de esta etapa recesiva será diferente en cada país y dentro del mismo diferente para cada sector.
El punto principal que debemos analizar por tanto no es tanto si podre continuar mi negocio , sino si mi negocio seguirá existiendo mañana o en futuro cercano y si bien este nivel de ANÁLISIS y pensamiento un tanto abstracto en momentos en que no conocemos como se reanudara la “normalidad” de la vida cotidiana , dado que el COVID-19 seguirá existiendo y tendremos que aprender a convivir con el cómo hoy convivimos con el Cáncer, el SIDA, y otras enfermedades incluidas las cifras de muertos en accidentes de tránsito que a veces no parecen ser más que meras estadísticas de anuarios policiales para la normalidad diaria antes del Coronavirus. Este ANÁLISIS de nuestro negocio debemos abordarlo como hace un siglo los fabricantes de látigos para carruajes de caballos debieron abórdarlo (o no lo abordaron, ¡quién sabe!) ante la entrada del automóvil.
Hay una realidad en que todos estamos de acuerdo, el mundo en 2020 cambio, las conductas de las relaciones se han visto afectadas, los hábitos de consumo cambiaron y cambiaran más radicalmente; los principios inobjetables de la globalización, del justo a tiempo ,de la dispersión de los fabricantes, de la tercerización va a ser fuertemente cuestionada y evaluada. Como señalaba más arriba desaparecerán negocios, aparecerán nuevos negocios y ser redescubrirán algunos olvidados en la masificación del consumo de marca, quizás para volver de los grandes almacenes a la zapatería de barrio con calzado a la medida, por ejemplo. Se desarrollaran empresas de ANÁLISIS solidario donde los que fueron multados por violar las cuarentenas estarán en bases de datos (como ahora están los que no pagan sus créditos y su record crediticio es consultados por la banca y las empresas) y estas consultaran de los nuevos empleados su record solidario para trabajos donde sea necesario asumir compromisos, ¿cómo será su record de solidaridad en cuarentena?
La identificación de si su negocio todavía existe requiere de una profunda reflexión personal ,y grupal a nivel de las personas jurídicas, con un elemento desapasionado en el sentido que es correcto estar apegado a lo mucho que nos costó a nosotros y posiblemente a nuestros padres y abuelos construir los negocios, pero el mundo cambio y de nuestro raciocinio y voluntad de construir algo mejor a lo que teníamos dependerá si queremos ser parte de las futuras industrias que aún no se han inventado ( están esperando por nosotros) o ya están incipientes y nos necesitan para potenciarlas. Mi negocio (organización de eventos de SEGURIDAD para Centroamérica y clases presenciales) ya sé que extinguió en la forma y fondo que se realizaba, estoy en busca del nuevo negocio y ¡USTED!, ¿me acompaña a hacer? o se sentara a lamentar lo que pudo ser y…


Compartir

Next Post

Manual del Viajero, por turismo y negocios

Mar Abr 14 , 2020
CompartirEntre letras y hojas existe infinito conocimiento, mismo que si no se comparte se transforma en letra muerta y sólo resucita cuando alguien lee y aprende de un libro. En SEGURIDAD y Defensa estamos seguros de que el conocimiento en SEGURIDAD y en ciencias forenses es mucho más que técnicas, […]
× Te ayudo?