Tanatología

La tanatología es una disciplina que se encarga de estudiar los procesos biológicos y psicológicos que se presentan al momento de morir, respecto al duelo que los familiares enfrentarán e incluso el acompañamiento que se da a un moribundo, a una persona condenada a morir o a un enfermo terminal, al cual tendrá que ayudarse para poder enfrentar las etapas del duelo.

Tanatología forense

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española la define como “El estudio de los efectos que produce la muerte en el cuerpo”. De esta manera la tanatología forense puede ser definida como la disciplina que se encarga del estudio de todo lo relacionado con la muerte, la causa médica por la cual esta se originó y los procesos de enfriamiento y putrefacción del cadáver.

Tanatocronología

Se llama así a la parte de la tanatología que se encarga de establecer el tiempo en que ocurrió la muerte, realizando el registro a través del tanatocronodiagnostico en el cual se establecerá el antes y después de la muerte. La tanatocronología se realiza por un perito médico, el cual determinará la causa de la muerte, pudiendo con ello deslindar responsabilidad, o confirmando la misma.

La tanatolegislación

Conjunto de normas jurídicas que se encargan de regular todo lo relativo al cadáver, en relación con los procedimientos administrativos y judiciales procedentes para la inhumación o exhumación del cadáver. Son las leyes que propiamente se aplicaran para poder declarar a una persona muerta (Ley general de salud), determinar si la muerte fue producto de la comisión de un delito (Código Penal), si se requiere exhumar un cadáver, o determinar si una persona jurídicamente está muerta (código civil).

Clasificación de los cadáveres

Los cadáveres (cuerpos sin vida) se clasifican en:

De personas conocidas. Aquellos que podrán ser reclamados por familiares, por haber sido identificados tras un accidente o ilícito.

De personas desconocidas. Los cadáveres no reclamados dentro de las setenta y dos horas posteriores a la pérdida de la vida y aquellos de los que se ignore su identidad serán considerados como de personas desconocidas. (Véase artículo 347 de la Ley General de Salud)

Cómo debe realizarse la inhumación o incineración de cadáveres

La inhumación o incineración de cadáveres: sólo podrá realizarse con la autorización del oficial del Registro Civil que corresponda, quien exigirá la presentación del certificado de defunción. Y solo podrá realizarse en lugares permitidos por las autoridades sanitarias competentes.

Los cadáveres deberán inhumarse, incinerarse o embalsamarse: Dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes a la muerte, salvo autorización específica de la autoridad sanitaria competente o por disposición del Ministerio Público, o de la autoridad judicial. (Véase artículo 348 de la Ley General de Salud mexicana).

 

 

Extracto de 365 respuestas del mundo forense

Compartir

Marcelo Maciel

Next Post

TEST PSICOTÉCNICOS…

Dom Ene 12 , 2020
Puntúe del 1 al 10 su capacidad de atención. Sí, la A. Compartir

Noticias Relacionadas

× Puedo ayudarlo?